lunes, abril 07, 2008

¿Qué tal su fin de semana pútridos adictos?

Porque el mío estuvo pocamadre, por fin pude salir a chelear sin regresar con la ropa apestando a tabaco achicharrado.

Por la calle se veían montones de patéticos idiotas que prefirieron despojarse de su dignidad antes que postergar su vicio, saliendo a la calle a administrarse su dosis de nicotina.

Por alguna razón me imaginé una manada de perros de esos que solo sacan a la calle en las mañanas a cagar en la banqueta.

Si no fuera porque los odio y quisiera verlos muertos, casi me daban lástima, pobres pendejos incapaces de aguantar unas cuantas horas sin inhalar su droga, junkies de mierda.

Todos sabemos que esto no va a durar, que en cuanto la ley de protección a los no fumadores deje de ser noticia, van a empezar las mordidotas y los arreglos "en lo oscurito" para que se pueda fumar de nuevo.

Pero mientras...

¡A la calle perros!

Odio a la gente, y disfruto plenamente verlos amontonados en la banqueta asfixiando sus penas en su inútil humo de tabaco.

Si aunque sea fuera de la verde...

Pero tabaco...

Que vicio más pendejo y sin chiste.

4 comentarios:

piter dijo...

y tu foto??

cerdo merol dijo...

El pinche alcohol también es una droga, pero es mi pinche gusto y mi gusto es lo importante. Si no les gusta, chinguen a su madre y métanse un cigarro por el anillo.

cerdo merol dijo...

soy gay y que!!

Anónimo dijo...

ººººººººººººººººººººººººººººººººººº