miércoles, julio 16, 2008

El Bello Arte del Nepotismo: los Cangrejos Mexicanos

Gracias a una experiencia que no hace mucho viví; me toca escribir sobre uno de los más viejos y trabajados artes de este país: El Nepotismo.



Todo empezó hace unos meses, cuando -como todo joven que acaba de salir de estudiar para “conseguir un buen trabajo”- empecé a buscar una chamba. Me la pasé revisando periódicos y varias páginas de Internet:

en la gran mayoría de los trabajos, te exigen las Perlas de la Virgen (que tengas mínimo titulación de licenciatura, que sepas inglés a la perfección, que tengas “excelente presentación”, que trabajes de lunes a sábado diez horas diarias o más) y te acaban pagando una miseria al mes que no te sirve mas que para medio subsistir.

Pues bueno, encontré un anuncio bastante prometedor para “traductor”, y apliqué una serie de exámenes y requerimientos en las oficinas de una empresa internacional que se dedica a traducir y subtitular videojuegos, series y películas. Hice varios exámenes; en los cuáles tuve un promedio excelente, que “solamente uno de entre cada diez personas que aplica para el trabajo obtiene” (de acuerdo a la encargada de dichas oficinas).


Finalmente, me hablaron para hacerme una entrevista. Mi marido fue conmigo y me esperó en el lobby. Unos minutos antes de que entrara a la entrevista, llegó un chico que estaba aplicando para el mismo puesto que yo.

Justo después de que me fui del lobby, llegó la hermana de esta persona a recibirlo, y le dijo algo muy interesante a su hermanito, en un tono bastante sarcástico y poco agradable:



¡¿Viste a la chica que acaba de entrar a la oficina,
la viste?! Pues es la primera en llegar a las entrevistas. Debiste haber llegado
más temprano.


Las pendejadas que puede uno decir, sin saber quién está al lado escuchando.

Llegué al día siguiente (con todo lo necesario para hacer una traducción) diez minutos antes de lo que se me había pedido; y comencé a trabajar. El “encargado” de supervisarme me dio una “computadora que no guardaba apropiadamente el tipo de trabajo que estaba haciendo, pero por ese día tenía que trabajar en esa PC”.

Unos minutos después llegó el hermano de la doña que ya está trabajando de planta en esa empresa, y nos pusieron a trabajar en el mismo cuarto, en máquinas contiguas. ¿Y qué creen? Su linda hermanita iba a cada rato a “revisarnos”.

Ya que había terminado de subtitular la película que me habían dado, me dí 45 minutos para ir a comer y descansar los ojos.

Curiosamente, cuando volví, la hermanita estaba sentada en la computadora en la que yo había estado trabajando, “hablando por celular” (ah chingaa, habiendo 8 asientos más disponibles en el cuarto, ¿porqué estaba sentada en ese lugar?).


Finalmente acabé mi trabajo, lo guardé como “el encargado” me pidió, y me dijo que al día siguiente me daban la retroalimentación de lo quehabía hecho.


Esperé 2 días, 5 días; y no había recibido ninguna retroalimentación. Hablé con “el encargado”, y me dijo que ese mismo día en la noche tenía mi respuesta. Después de eso, le mandé varios correos y le hice varias llamadas, que nunca contestó.



Finalmente recibí un correo de la supervisora, diciéndome que había hecho un “muy mal trabajo” y que no obtendría el puesto; pero que compensarían mi trabajo: a ver, ¿dónde carajos te pagan cuando haces mal un trabajo?



En ese momento exigí que se me diera MI archivo y que yo lo pudiera revisar con “el encargado” presente. A esta petición no le dieron respuesta, pero tuvieron el cinismo suficiente para mandar EL TRABAJO QUE YO HABÍA HECHO, MODIFICADO y CORRUPTO.



No volví a recibir respuesta alguna.



Cangrejos Mexicanos



Moraleja: si tienen hijos, no sean incautos. En lugar de pagarles una “buena escuela”, mejor consíganles un padrino poca madre y muy bien parado que los pueda meter a un trabajo sensacional por dedazo.

O si tienen hijas, páguenles un muy buen gimnasio para que hagan un culote, y se puedan tirar a los directivos de una multinacional y sean las “asistentes
personales del director”.



4 comentarios:

cerdo merol dijo...

Muy bien infelices. Ahora ya saben algo más de esta cosa llamada México; el nepotismo tradicional y natural de este pueblucho mediocre. Así se han mantenido los nacos en el poder: heredando puestos, y regalando privilegios a sus "seres queridos". Son unas ratas prietas y asquerosas, pero dignas de esta caricatura de país.
Pueblo dejado, pueblo fregado por su innata indiferencia. Tienen lo que se merecen. Acomplejados, nacos ,iletrados y corrientes. Por eso tienen políticos acomplejados, nacos, ignorantes, corrientes y aprovechados.
Mugrosos.

Isla dijo...

Demasiado delicado para el blog!
Ni modo las damas primero verdad
Todo un caballero

cerdo merol dijo...

Me falto decirles que chinguen a su madre todos.
Yo nunca me equivoco y si no les gusta lo que escribo pues coman caca de marrano.
Mugres.

Durnariel dijo...

Jajaja. En fin; ya se habían tardado en sacar tu versión piñatona y poco creativa, cerdito :P