martes, julio 25, 2006

Basta de pendejadas

Antes que nada, reitero que el hecho de que me caga Manuel Andrés López Obrador, no quiere decir de ninguna manera, explícita o implícita, que yo sea partidario del pendejo de Calderón.

Mi posición es muy sencilla, ya padecí a este cabrón del peje en el DF y preferiría irme a vivir a la franja de Gaza antes que tenerlo de presidente.

A fin de cuentas, como dejó la seguridad pública en el DF, Iztapalapa es como el medio oriente, solo que con más vendedores de droga.

Para empezar, ¿Cómo chingados los chilangos nos dejamos gobernar por un cabrón que ni siquiera es del DF?

Por alguien que además de no ser del DF no tenía una puta idea de las prioridades de la ciudad.

Por alguien que a fin de cuentas nunca fué jefe de gobierno, ya que desde entonces estaba en campaña para presidente.

---Paréntesis para filtrar idiotas sin remedio---
Francamente, si te creíste esa mamada de "a mí denme por muerto", deja de leer de inmediato y arroja tu miserable organismo a las vías del metro, ya que no hay cura para lo pendejo que eres.
---Si estás vivo sigue leyendo---

Lo que me caga de este tabasqueño es que en lugar de trabajar como jefe de gobierno, se dedicó a llamar la atención con pendejadas monumentales y hacer obras "faraónicas", cualquier cosa que salga en los medios, lo que sea .

Me caga el término "faraónico", pero la neta es lo único que puede describir la mamada del segundo piso del periférico, hay quienes dicen que es una chingonería, que te ahorras diez minutos de no-se-donde a me-vale-madres-donde.

Yo no lo sé, porque al igual que la mayoría de los chilangos NO TENGO CARRO, así que no me hace gracia que el hijo predilecto de Macuspana, venga a mi ciudad jugar al "Ramsés XII" en lugar de techar las líneas superiores del metro, por ejemplo, ya que cuando llueve sobre calzada de tlalpan, el metro avanza tan rápido como el habla del peje, es decir DESESPERANTEMENTE LENTO.

Pasando a otro asunto, vamos a analizar las limosnas mensuales a los rucos, porque eso son, limosnas, por más eufemismos que le pongan no van a dejar de serlo.

No quiero ni hacer cuentas de cuanta lana se necesita para repartirla entre tanto ruco, lo que tengo bien entendido, es que pudieron emplear esa lana en capacitar policías, arreglar sus patrullas, cambiar tuberías de agua potable, reparar la fugas o miles de cosas que hay pendientes en la ciudad, más urgentes que mal acostumbrar a los rucos.

Si eres un anciano, no tienes ahorros para vivir a gusto sin pedirle nada a nadie, no tienes familia que te ayude, o les cagas la madre por ser un maldito lastre en sus vidas y ya no puedes trabajar ni vendiendo chicles, pues:

MALA PINCHE SUERTE

Seguramente tu juventud la pasaste pocamadre chupando con tus cuates, sin intentar trabajar o estudiar, porque papi y mami te daban todo y ahora, una vez dilapidada la herencia, viene al rescate el capitán pejelagarto a premiar tu pendejez, pasándote una lana mensual que no alcanza mas que para comprar tu voto.

Esto no es ni el comienzo de lo que tengo que decir del señor López, pero ya me harté de escribir, resumiendo, como jefe de gobierno, el peje fué un excelente candidato presidencial.

A ojos de los pendejos, por supuesto.

Odio a la gente, pero más a los que desperdician la lana de los impuestos.

1 comentario:

Chipdavin dijo...

CERDO MEROL PARA PRESIDENTE!

Jajajaja me rei, tienes toda la razon pero te pasaste de lanza con los viejitos.

Sigo leyendo